Presenta

Paris

Descripción de la ciudad

Sinónimo de la torre Eiffel, París muestra su belleza especialmente desde su cima. Al norte de la ciudad, se dibujan Montmartre y su colina, puntos míticos gracias a la película Amelie, dominados por la majestuosa basílica del Sagrado Corazón. Más abajo, los Campos Elíseos, la «avenida más bonita del mundo», y el imponente Arco del Triunfo, o incluso la catedral de Notre Dame, se elevan entre las filas de edificios de estilo haussmaniano. Admirado por multitudes, seguidos de cerca por el castillo de Versalles y sus siete millones de visitantes al año, estos monumentos icónicos cuentan la historia de un país celebrado y omnipresente, especialmente el 14 de julio, cuando la capital francesa se engalana de manera mágica con extraordinarios fuegos artificiales.

Sin perder de vista su pasado, París es una destacada ciudad cultural. El Louvre o el Museo de Orsay presentan colecciones de obras de arte de valor incalculable. Además, fiel a su reputación vanguardista, la capital ofrece lugares dedicados a la creación contemporánea. Si Montparnasse mantiene la nostalgia de la efervescencia de los años locos de Modigliani, Picasso, Chagall o Léger, actualmente la élite artística ha dado paso a la Fundación Cartier, al Palais de Tokyo, al Grand Palais o al Centro Pompidou. En el Palais Garnier, otro importante centro cultural, el neobarroco y las gruesas cortinas de terciopelo crean ambiente para la programación actual de Benjamin Millepied, el «señor de Natalie Portman», nuevo director y coreógrafo. No sorprende pues que todo París haga cola a sus puertas.

¿Qué sería París sin los parisinos? Para entender la esencia de la capital de 20 arrondissements cosmopolitas, hay que observar a sus habitantes empezar el día con un «café-croissant» en Saint-Germain o en el Marais. Los barrios parisinos cultivan por completo su espíritu de pueblo con encanto, desde Batignolles al canal Saint-Martin, de Faubourg Saint-Honoré a Ménilmontant, lo que no impide que los parisinos corran al otro extremo de la ciudad para dejarse ver. Por ejemplo, en Roland Garros, conocido internacionalmente con el nombre de Abierto de Francia, en cuyas gradas se reúne la crème de la crème en junio.

Probar el nuevo restaurante de moda es también un deporte nacional y París se enorgullece de sus grandes chefs como Yannick Alléno, Alain Ducasse o Joël Robuchon, transformados en embajadores de la alta gastronomía francesa. Pero los parisinos también disfrutan descubriendo los nuevos restaurantes de moda o internacionales como Maison Plisson, el Mini Palais o Kinugawa, donde sirven productos cuidadosamente seleccionados en ambientes únicos para seducir las papilas de los amantes de la cocina moderna.

Lo mismo ocurre con la moda. Creadores exclusivos y modernas tiendas conceptuales están en auge, aunque Le Bon Marché, Galeries Lafayette o Printemps siguen siendo grandes clásicos de las compras. Al estilo y a la alta costura a la francesa les sigue esperando un futuro próspero, como demuestran los desfiles de la Semana de la Moda y los sublimes escaparates de la Avenue Montaigne. La famosa arteria de la ciudad es célebre por albergar boutiques de lujo como Chanel, Dior o Louis Vuitton.

Bordeadas de árboles que acogen colmenas, los jardines parisinos son el contraste perfecto a todo este fervor. En el jardín de las Tullerías, de Luxemburgo, del Palacio Real o en la plaza de los Vosgos, la capital ralentiza el ritmo y se vuelve romántica. Diríjase al Pont des Arts, incluso desprovisto de sus famosos candados, para descubrir la ciudad del amor. Antes de marcharse, no pierda ocasión de tomarle el pulso a la noche parisina, del Moulin Rouge a los clubes de moda.
Ver más

Información útil

Moverse por la ciudad Paris

Calendarios de eventos

Cuándo ir

Consultez notre sélection des meilleures attractions

Nuestra colección única de hoteles de lujo con estilo.

Otros destinos

Descubre otros destinos de Pullman en tendencia

Volver arriba

x