Presenta

Cannes

Descripción de la ciudad

Hacerse una foto en los escalones del Palacio de Festivales, pasear por la Croisette y sentarse en una de las famosas sillas azules del paseo frente al Mediterráneo. ¿Cliché? No, ¡todo un clásico! Como una película que nos encantaría revivir y que nunca envejece.

Cannes está hecha de placeres atemporales que la convierten en un lugar emblemático del turismo de alta gama. Los días pasan entre restaurantes gourmet, boutiques de diseñadores y clubes de playa. Al caer la noche, las veladas más buscadas de la Costa Azul brindan la oportunidad de lucir los vestidos y trajes de las firmas más chic del Carré d’Or. La estrella de la Riviera simboliza el glamur que desprende este rincón de la geografía desde el nacimiento del festival de cine más famoso del planeta. La segunda quincena de mayo, cinéfilos, celebridades y periodistas de todo el mundo se dan cita entre palmeras, playas y mansiones que son monumentos de pleno derecho.

Pero Cannes también es única por su carácter típicamente provenzal. Los descubrimientos comienzan con las vistas del mar y de las islas de Lérins desde la torre cuadrada que vela por la ciudad desde el siglo XII. A sus pies, los vestigios del castillo de los monjes de Lérins albergan el Museo de la Castre. Arte de todo el mundo se mezcla con antigüedades grecorromanas y obras de maestros locales menos conocidos. Ya en el siglo XIX, estos talentos locales celebraban la belleza, la luz y los colores de este enclave costero. Más adelante, la iglesia de Notre-Dame d'Espérance concentra la autenticidad de la arquitectura provenzal. Al bajar el Suquet, es un placer perderse por los callejones del casco antiguo con sus coloridas fachadas y explorar los puestos del mercado de Forville antes de seguir hasta Vieux-Port. Como un póster mítico, es famoso el contraste entre los opulentos yates, los viejos barcos de vela y las coloridas barcas. La imagen de los barcos amarrados y los tejados legendarios que se elevan detrás resume a la perfección esta yuxtaposición entre los encantos de un antiguo puerto pesquero y el lujo de la Costa Azul que alimenta el sueño y la fama de Cannes. Cerca del puerto, alegres jugadores de petanca se retan bajo los plataneros del mercado de las flores en Allées de la Liberté. Entre el Vieux-Port, la Croisette y el Suquet, rosas, lavanda y mimosas dejan paso a vendedores de segunda mano, artistas y artesanos.

Durante más de 150 años, la aristocracia y las familias pudientes británicas, y más tarde de todo el mundo, han dejado su huella en Cannes, uno de los destinos vacacionales más famosos. Los alrededores están llenos de espectaculares mansiones, villas y castillos inspirados por las tendencias desde el siglo XIX hasta hoy en día, así como por los caprichos de sus propietarios. La ciudad y los alrededores poseen un importante patrimonio art déco con magníficos edificios de la Belle Époque, pero también verdaderas curiosidades arquitectónicas, como el castillo Scott, un palacio gótico salido directamente de Escocia. Descubra la historia de estas moradas en primera línea que podrá admirar desde la bahía durante un paseo en barco. Incluso hoy en día, las lujosas residencias se multiplican en los puntos más altos de la ciudad, donde la jet set disfruta de unas vistas excepcionales. Otro testigo del establecido cosmopolitismo es la iglesia ortodoxa de San Miguel Arcángel, construida en 1894 para acoger a la comunidad rusa en pleno auge. Sus tejados de mosaico y su campanario de cúpula azul se elevan sobre el barrio de Pointe Croisette, a los pies de la colina de la Californie.

Voir plus

Información útil

Moverse por la ciudad Cannes

Calendarios de eventos

Cuándo ir

Consultez notre sélection des meilleures attractions

Nuestra colección única de hoteles de lujo con estilo.

Otros destinos

Descubre otros destinos de Pullman en tendencia

Volver arriba

x